Curso Taller de Energía Solar


En estos días el petróleo ya está bordeando los US$70 por barril. En forma inevitable esto implicará aumentos de precios en la gasolina, diesel, parafina, gas licuado y todos los derivados del petróleo. Si bien el impacto en el corto plazo es preocupante, la situación en el largo plazo es aún peor, pues todo indica que esta situación de escasez se acentuará en los próximos meses y años.

En el caso de Chile, una parte importante de las familias, casi el 50% según el Censo del 2002, no tienen sistemas para generar agua caliente sanitaria. Y para muchos otros hogares el problema de los gastos para calentar agua, calefaccionar y cocinar se están volviendo cada vez más serios. Las soluciones no son sencillas y pasan necesariamente por repensar muy a fondo la manera en que estamos organizados. En particular se va a tornar indispensable aumentar el uso de las energías renovables para, de a poco, depender cada vez menos de los combustibles fósiles.

En Chile tenemos la suerte de que mucha de nuestra energía viene de fuentes renovables. En efecto, de la energía eléctrica de todo el Sistema Interconectado Central, casi un 80% viene del agua. Centrales como Alfalfal son claves en este sistema. Además más de un 15% del total de energía que consumimos viene de la biomasa, en especial de leña, madera y desechos forestales. Pero aún tenemos mucho camino por recorrer.

Pensando en este futuro, en EcoMaipo estamos desarrollando un Centro Demostrativo de Energías Renovables. Deseamos que el Cajón del Maipo sea conocido a nivel país e internacional como un lugar especialmente comprometido con estas nuevas formas de energía. Teniendo clara esta misión formativa, recién inauguramos un pequeño centro de reuniones y realizamos un primer curso de capacitación en energía solar que se dictó los Sábados 1 y 8 de Abril. Esta es una primera aproximación a toda una serie de cursos que servirá para que las personas interesadas aprendan de calentadores de agua, placas fotovoltaicas, secado solar, calefacción de viviendas y cocción solar de alimentos.

Dictando el Curso Taller en nuestra sala de reuniones. Se observa parte de los diez asistentes

Además de estos cursos pequeños e intensivos, también desarrollaremos labores de mayor aliento y plazo. En efecto, en enero de 2007 realizaremos un primer curso taller internacional para estudiantes Universitarios. Parte del profesorado de este curso vendrá del Instituto Solar Jülich de Alemania.

Demostración de la potencia del sol. En solo 4 segundos un pequeño madero estalla en llamas

Pero repasemos brevemente algunos conceptos que vimos en este primer curso. Me imagino que la mayor parte de ustedes saben que su consumo eléctrico mensual es de unos 100 a 150 kWh (kilowatts-hora) de energía eléctrica. Esto cuesta unos $15.000. También saben que en alimentos, la ingesta diaria para un adulto es del orden de los 2.200 kcal (kilocalorías) lo que equivale a 2,55 kWh por persona. Por lo tanto una familia de 4 adultos "gasta" en energía de alimentos unos 300 kWh al mes. Así que nosotros gastamos bastante más que lo que consumimos en energía eléctrica.

Si consideramos que esta misma familia se da una ducha de 6 minutos al día por persona, el gasto en calor es de unas 1.800 kcal, es decir 2,1 kWh. Así que en calor para ducharse la familia gasta unos 250 kWh al mes. Esto es unas 3 a 4 veces más de la energía necesaria para cocinar los alimentos de la familia.

A las cantidades anteriores aún nos falta sumar la energía necesaria para calefaccionarse y lo gastado en transporte. Así que, desde el punto de vista energético, nuestro gasto en electricidad es uno de los más pequeños.

Es sumamente interesante pensar que si utilizamos en forma inteligente la energía del sol nos podríamos ahorrar más de un 70% de lo gastado en energía para calentar agua, como también cantidades considerables de energía para calefaccionarse y cocinar alimentos.

Un calentador solar por termosifón. Permite obtener agua caliente a más de 50°C incluso en un día soleado de invierno

Más aún, en Europa y Estados Unidos hay miles de casas con placas fotovoltaicas en sus techos. Estas generan la energía eléctrica que necesitan para operar durante el día, alimentando lo que sobra a la red y de noche trabajan con la energía de la red. Conozco personas que, desde que instalaron un sistema de este tipo, no han vuelto a pagar una cuenta eléctrica.

Incluso el problema más complejo de cómo fabricar combustibles para los vehículos está siendo solucionado. En Brasil desde fines de los años 70 se utiliza en gran escala el alcohol de caña de azúcar como alternativa a la gasolina y en Europa se está experimentando con el biodiesel. Este combustible es primo hermano del aceite vegetal que utilizamos para cocinar y se obtiene de la misma forma. Con el diesel del petróleo pronto a alcanzar los $500 por litro, es evidente de que el biodiesel puede ser una solución muy práctica y viable en un plazo no muy grande.

Así que la solución a nuestros problemas está literalmente al alcance de la mano. Cuando salga en su casa en la mañana y el brillante sol del Cajón del Maipo le ilumine y alegre, recuerde que allí está la fuente que puede brindarnos energía en forma limpia, segura y a precio seguro y barato…

Una maqueta de un calentador solar con CPC. Una manera novedosa de obtener agua caliente con el sol

Nota 1: este curso se ofrecerá en una nueva versión en un par de meses más. Los cupos son sumamente limitados, pues para ofrecer una experiencia significativa los hemos limitado a diez participantes. Cuando estemos próximos a ofrecerlo, aparecerá en este mismo lugar detalles de programa, actividades, material y profesores.

Nota 2: agradezco las fotos de Ángelo Cánepa